7 consejos deco para dormir mejor

  • 18 abril, 2018

¿Sabías que puedes mejorar el número de horas que duermas y la calidad de tu sueño utilizando el diseño de interiores?

7 consejos deco para mejorar el sueño

Para dormir solo hacen falta dos cosas, tener sueño y relajarse. Lo primero, con nuestro ritmo frenético lo tenemos garantizado. Para lo segundo, podemos ayudar con un poco con nuestra decoración. Además de crear un ambiente relajante también podemos introducir elementos que nos sirvan de gatillo accionador del sueño. Empezamos:

Para gustos colores

Se suele hablar de que el verde y el azul son relajantes, pero en realidad, ningún color es el mejor, depende mucho más de la saturación del color que del color en sí mismo. Al contrario que para crear un ambiente creativo, para ayudar a relajarnos necesitamos colores poco saturados (apagados) que resulten fáciles para la vista.

negro

Dependerá de nuestros gustos que elijamos colores claros y pasteles o colores oscuros y ricos. Los colores oscuros tienen la ventaja de que hacen más acogedora la habitación, pero a algunas personas les resulta agobiante. Los colores claros hacen la habitación parecer más limpia, que también es un factor importante para conciliar el sueño.

claro

Una ventaja que sí parece tener el azul es que hace parecer la habitación más fresca. Esto puede ayuda a conciliar el sueño, sobre todo en los meses de verano.

Evita luces molestas

No es necesario contar con una persiana si la luz de “la calle” o la luz de la mañana no te molestan, pero si detectas que la luz de la farola te da en la cara, baja la persiana o cambia la posición de la cama.

Este detalle de la farola suele salir de forma natural, porque el alumbrado público está encendido de forma contínua y es muy molesto pero, ¿y las luces de dentro de casa? Comprueba que la luz del pasillo no molesta desde ninguna cama al abrir la puerta y ten siempre una lámpara auxiliar en cada dormitorio por si hay que entrar en una habitación mientras otra persona duerme.

luces 3

Espejos no, gracias

Es muy habitual tener un espejo de cuerpo entero en el dormitorio. A veces incluso, las puertas del armario son un espejo. Puede valer siempre que no puedas verte en el espejo mientras duermes.

Además de que toda la literatura sobre feng shui prohibe el uso de espejos en dormitorios, especialmente si uno puede verse desde donde duerme, está demostrado científicamente que dormir delante de un espejo es perjudicial para el sueño.

Una de  las razones es que mientras dormimos, a veces abrimos los ojos y aunque no veamos de forma consciente, nuestros ojos y cerebro siguen trabajando, y vernos tumbados, inmóviles y con los ojos abiertos es una visión que aumenta la posibilidad de tener pesadillas acerca de la muerte. Además si despertamos, en ese intervalo entre dormidos y despiertos, cualquier movimiento que hagamos que se refleje en el espejo puede ponernos en alerta, especialmente si esto ocurre a oscuras.

Si estas razones no te convencen, te doy una más: los espejos reflejan los brillos y luces, haciendo más probable que un reflejo te resulte molesto.

espejos

Luces suaves

Si bien es bueno tener en el dormitorio una luz general más intensa para vestirnos, a la hora de ir a la cama debemos tener puntos de luz a una altura más baja (las lámparas de mesilla de toda la vida) y con baja intensidad. Elige lámparas con tono de luz cálido, porque la luz azul inhibe la melatonina, que es la hormona del sueño. La iluminación de la habitación debe ser bastante baja, entorno a 100 lux (hay aplicaciones gratuitas para móvil que si bien no son muy precisas, nos dan una idea de si estamos bien encaminados)

Estas lámparas de baja intensidad son una ventaja también a la hora de despertarse, sobre todo si compartimos habitación. Tendremos más fácil no despertar al compañero o pareja y además nos servirán para hacer una transición más agradable entre la noche y el día.

luces 2

El trabajo está prohibido

Siempre siempre que sea posible hay que evitar trabajar y estudiar en la misma habitación en la que se duerme. Si necesitas un hueco donde poder montar tu oficina para trabajar en casa siempre será incluso preferible la cocina antes que el dormitorio. Se hace más difícil conciliar el sueño cuando tenemos a la vista un recordatorio tan evidente de todo el trabajo pendiente por hacer.

Si de verdad no tienes más remedio que colocar el espacio de trabajo en el dormitorio porque no hay otro sitio donde puedas trabajar durante el día sin molestar al resto de la casa o sin que te molesten a ti, busca un escritorio tipo secretaire, ¡y usa la tapa! Con un mueble de este tipo puedes tenerlo todo guardado cuando termine tu jornada de trabajo en casa. No dejes fuera nada que te recuerde al trabajo: bolígrafos, agendas, papeles…

secreter

Y ahora viene lo bueno: con los adultos  lo tenemos bastante claro y siempre evitamos no tener el despacho dentro de la habitación pero con los niños no somos tan considerados. Para mejorar los patrones de sueño de niños y adolescentes hay que intentar por todos los medios que haya una zona de la casa para estudio, para trabajo, para juego, que no esté junto a la zona de dormir.

Muchos adolescentes y jóvenes, cuando tienen edad para ello, eligen ir a estudiar a la biblioteca. No sólo lo hacen para estar acompañados o porque hay menos ruido (o para quitarse a mamá y papá de encima), sino porque inconscientemente saben que separar dos actividades tan diferentes como estudio y sueño ayuda a estudiar mejor y a dormir mejor. Según un estudio del UK Sleep Council, un 82% de los adolescentes británicos que estudian sentados en la cama tienen problemas para conciliar el sueño después.

estudiar

Cuida el orden

Si entendemos el dormitorio como una madriguera o un  nido, nos resultará mucho más evidente por qué tiene que estar ordenado para dormir bien. Dejar la ropa siempre recogida y tener el mínimo número de cosas en la habitación favorecerá el sueño.

Puede parecer una tontería, pero tener puertas de los armarios (si las tienes) cerradas favorece el descanso. Los armarios abiertos, las baldas y los burros de ropa no favorecen el sueño. Si te cuesta conciliar el sueño, busca un armario con puertas.

armario

Sentirse acompañado

Los humanos somos mamíferos, lo que significa que tendemos de forma natural a dormir acompañados. Si dormimos solos o nos parece que nuestra habitación es muy fría y espartana podemos recurrir a varios elementos:

Fotos

No es una buena estrategia para todo el mundo, pero hay muchas personas a las que les gusta tener fotos de sus familiares cerca a la hora de dormir, les ayuda a sentirse bien y conciliar el sueño.

texturas

Texturas

Las alfombras, mantas, cojines, en diferentes texturas (especialmente las que tienen “pelito”) nos ayudan a sentirnos arropados y confortables.

Gatillos

No se me ocurría otra palabra mejor para describirlo. Los gatillos son imágenes u objetos que nos recuerdan que nos vayamos a dormir. El ejemplo más claro es los dibujos de ojos dormilones, que comentábamos en el artículo sobre la decoración con ojos. También puede ser una frase famosa acerca del sueño, un libro o una mantita de cuando erámos pequeños.

gatillo

Y tú, ¿Cómo duermes?

fotos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8

Deja tu comentario

No olvides suscribirte

* indicates required