Aprender a vestirse solo: El vestidor Montessori

  • 21 noviembre, 2018

Aprender a vestirse solo: El vestidor Montessori

silvia diaz hernandez vestidor montessori

No hay actividad más Montessori que la de vestirse solo. El control de voz está asegurado: si la prenda está del revés o no está puesta, la actividad no se ha resuelto de forma correcta. Si está bien puesta, ¡conseguido!

Aprender a vestirse es una actividad esencial de la vida práctica Montessori y, a diferencia de dormir, comer y dejar el pañal, no tiene relación con un proceso madurativo, es cuestión de aprendizaje y habilidad motriz.

De hecho, aunque hoy en día hay muy poca diferencia, en otras épocas había formas muy diferentes de vestir en distintos países y lo que para unas personas resultaba muy sencillo, para otras era muy complicado.

Vestirse solos, reporta a los niños autoestima, autoconocimiento de su propio cuerpo y mejoras del equilibrio y la motricidad fina. Además vestirse es una de las actividades principales de un dormitorio inspirado en la filosofía Montessori.

Cómo lo hago

Vestir a los niños por las mañanas suele ser fuente de estrés y de mucho caos matutino. Conseguir que se vistan solos, además de beneficio para ellos, reduce nuestra carga mental.

Pero no dejes que los árboles te impidan ver el bosque: si el niño o la niña no muestra interés en la tarea, no conviene insistir ni forzar. Tampoco te obsesiones con que lo consiga el primer día, que todos los días quiera ponerse todas las prendas, y mucho menos con que vaya a elegir el modelito que tenías en la cabeza.

Hay niños y niñas que con dos años ya muestran mucho interés y otros no lo harán hasta los cuatro. Recuerda, sigue al niño y ten todo preparado para cuando el momento llegue.

Elementos del vestidor

Lugar donde se coloca la ropa

Es necesario un lugar a su altura donde se guarde la ropa. En el purismo Montessori hay que dejar una variedad de prendas y dejar que el niño elija que se pone. No obstante, no nos volvamos locas, la ropa no adecuada para la temperatura debe estar fuera del alcance. Un truco para evitar los AARGGG es hacer una colección cápsula de ropa que combine entre sí. Y si definitivamente a tu peque no le interesa especialmente elegir lo que se pone, no le obligues, ponle los conjuntos ya preparados y que se dedique a a aprender a vestirse.

Podemos guardar la ropa en:

Cesto

Lo más sencillo para empezar

Perchero

Buena opción para las prendas de colgar. Mejor empezar sin percha

Burro

Muy bonito y decorativo. Se añade la dificultad de perchar la ropa, ideal a partir de los cuatro años.

Cajonera clasificada

Para cuando ya tienen acceso a su ropa a diario, una cajonera con dibujos en los cajones identificando el contenido les ayuda a ir más deprisa.

Vale, esta la he puesto porque era divertida, pero una cajonera normal con dibujos sobre el cajón es suficiente.

Armario adaptado

Colocando baldas y barras a una altura apropiada. Es importante que pueda abrir la puerta sin dificultad.

Espejo

El espejo les ayuda a reconocer su cuerpo con más facilidad y contribuye al control de error, al comprobar si la prenda está bien o mal puesta. Es importante que sea un espejo de seguridad.

Alfombra

Cumple dos funciones: aislar del suelo, puesto que gran parte del proceso de vestirse lo harán sentados en el suelo y delimitar la zona de vestidor dentro de la habitación.

Lugar para sentarse

Un banco o silla baja, para que no siempre tengan que sentarse en el suelo para ponerse algunas prendas.

Cesto de la ropa sucia

La actividad más sencilla del proceso de vestirse y desvestirse es echar la ropa sucia al cesto. Cultivar esta costumbre desde el principio nos ahorrará muchas peleas más adelante, ;P

Un lugar designado para el pijama

El pijama suele reutilizarse unos cuantos días, así que es conveniente que exista un lugar conocido por el niño donde dejar el pijama por las mañanas y recogerlo antes del baño.

Cómo empiezo

Normalmente es más sencillo empezar por desvestirse. A nivel motriz es más sencillo y además la actividad está en una hora del día “fácil”: después de jugar en casa o la calle y antes de jugar en el baño.

Para empezar a ponerse la ropa, recuerda ir siempre de menos a más. La ropa interior y los pantalones son bastante sencillos para empezar.

En algunas prendas podemos ayudar con la parte más difícil y dejar que hagan el resto.

Para que vestirse sea una tarea agradable para todos, es mejor practicar los fines de semana y cuando ya se tenga algo de destreza, continuar con las mañanas de diario.

Recuerda que tardarán mucho más que con ayuda, así que, no queda otra que despertar al peque más temprano! Si crees que eso no es posible o beneficioso, continúa practicando los fines de semana, y poco a poco ve introduciendo las prendas que se pone sin ayuda a diario.

Extras

Para favorecer el proceso se pueden hacer actividades de juego. Además de los disfraces, existe material específico Montessori: los bastidores, que pueden comprarse en tiendas especializadas o fabricarlos en casa con prendas viejas y bastidores de lienzos.

En alupé juguetes

Recuerda que, aunque ya hemos empezado, todavía puedes suscribirte a mi grupo de Facebook Casa Montessori en 30 días : 30 días de videos en live donde te cuento todas las cosas que puedes hacer para adaptar tu casa a la filosofía Montessori.

También puedes apuntarte a mi Newsletter, no soy nada pesada, no te preocupes. Además al apuntarte te llegará mi nuevo ebook exclusivo (uuu, exclusivo)  para suscriptores.

¡Pincha aquí y suscríbete!

Un besito…❤  ¡¡Ciao!!

Deja tu comentario

¡Disfruta tu casa!


No se trata de conseguir una casa simplemente bonita (que también).

Se trata de que tu casa respire armonía, que ayude a crecer a tus hijos, a desarrollarte como persona.

NO TE HUNDAS en reformas que no llevan a ningún sitio, en compras innecesarias, en estilos que no te van...

¡Vamos a conseguir la casa de tus sueños!