Cambiar la decoración: mejora tu vida con pequeños cambios

  • 9 marzo, 2018

Cuando algo no va bien, toca pasar a la acción y cambiar. También en nuestra casa. Aquí tienes 6 acciones de interiorismo emocional para actuar ya y mejorar tu vida.

cambiar la deco

Cambiar es bueno, tanto en la vida como el diseño de interiores

Si eres de esas personas que están constantemente cambiando la decoración o moviendo los muebles, estás de enhorabuena, eres una persona con una mente activa. La neuroarquitectura nos dice que mover o cambiar los muebles de vez en cuando nos ayuda a no caer en el inmovilismo mental. No obstante, si sientes que estos cambios son demasiado frecuentes o nunca te encuentras satisfecho con el resultado, puede deberse a que necesitas examinar de forma más profunda tus necesidades y como tu casa las satisface en su estado actual.

La “decoración estacional” no es ninguna tontería. Modificar los colores, texturas y objetos decorativos de la casa en base a las estaciones es muy positivo para nuestro estado mental. La academia de neurociencia para la arquitectura americana (Academy of Neuroscience for Architecture) ha desarrollado una serie de estudios en los que se ha demostrado que las personas somos más felices y productivas en un entorno que cambia a menudo, tal y como sucedería en la naturaleza con el cambio de estaciones.

seasonal

También es una buena idea hacer cambios cuando tenemos algún bloqueo, nos sentimos bajos de energía o estamos tristes. El Feng Shui explica este proceso de cambiar los objetos de sitio en la casa como una forma de desatar nudos. Incluso en programación neurolinguística siempre se habla de modificar el estado físico para modificar el estado mental.

¿Qué puedo hacer?

Mi objetivo no es que asaltes las tiendas de decoración para comprar compulsivamente. Si no tienes mucho tiempo y no quieres gastar dinero, aquí tienes 6 acciones que puedes realizar hoy mismo para cambiar tu casa sin comprar nada, y que tendrán una recompensa añadida.

Mover las plantas de sitio

Esta acción, además, será buena para las plantas. Si estan en interiores puede que la luz no les llegue de manera uniforme, la humedad no sea la adecuada o se hayan quedado sin espacio en la maceta. Es una buen momento para cuidar de nuestras amigas verdes.

Recompensa extra: Contacto con la naturaleza

cuidar plantas

Organizar la estantería por colores

Solemos tener los libros organizados por temáticas, por propietario o por tamaños, pero si “desordenar” nuestros libros no va a hacer que perdamos tiempo en la búsqueda de un libro de referencia, ordenar los libros por el color de su espina convertirá la estantería automáticamente en un objeto decorativo.

Recompensa extra: Belleza

color coding

Ordenar un cajón

Es la versión ultra minimalista de los cambios, pero una de las más gratificantes. Todos tenemos “ese” cajón en casa que nos da miedo mirar,  pero donde misteriosamente acaba todo. Tu también, ¡confiesa! Saca todo el contenido del cajón, revisa lo que es para tirar, lo que va en otros lugares y, a ser posible, déjalo vacío. La sensación de haber domado a la bestia te llenará de energía.

Recompensa extra: Superación de un lastre

cajon

Usar la vajilla “buena”

En mi casa (y cada vez en la de más gente) no tenemos vajilla de diario y vajilla especial, sino que usamos la vajilla “bonita” todo el año. Pero sé que en muchas casas no es así. Si sientes que hay una baja energía en casa, usar la vajilla buena unos días subirá los ánimos. Esta vajilla se asocia con reuniones, fiestas, días especiales. Puede que después no quieras volver a usar la de diario, quien sabe…

Recompensa extra: Espíritu festivo

vajilla

Cambiar las fotos

Esta acción no es totalmente gratuita porque, en la muchos los casos, tendrás que ir a imprimir las fotos, pero imprimir fotos hoy en día es muy barato y rápido. La clave de este cambio, para que sea rápido, es no pensar mucho. Abrir en el ordenador o el móvil la carpeta de las fotos, elegir unas cuantas y mandarlas a imprimir, sin perfeccionismos. Sólo nos interesaría elegir la foto perfecta si esta fuera a estar para siempre en nuestra pared, y aquí la idea es justo la contraria.

Recompensa extra: Recordar momentos felices

fotos

Rotar los juguetes

La rotación de juguetes es una herramienta para reducir el estrés (de adultos y niños) y fomentar la creatividad. Al no estar todos los juguetes al alcance de los niños en todo momento ocurren tres cosas: hay menos que recoger al acabar el día, hay menos estrés visual (algunos juguetes son de dudoso valor estético) y hay menos posibilidades de aburrimiento por exceso de opciones. Cuando vemos que han dejado de jugar con cierto juguete, o que empiezan a mostrar interés en cosas nuevas, es el momento de rotar y conseguir el efecto de “cambio en el entorno” que buscamos. Además, quitar de la vista los juguetes que no usan fomenta el desapego hacia lo material, hace a los niños menos consumistas.

Recompensa extra: Favorecer el orden en casa

fotos: A beautiful mess

¿Crees que ha llegado el momento de cambiar algo?¿Qué acción vas a hacer?

 

Deja tu comentario

No olvides suscribirte

* indicates required