Cuarto de juegos con alma ballenera

  • 22 febrero, 2018

Este cuarto de juegos con alma ballenera es una prueba de que los tonos neutros son también aptos para niños. Cuando vi este cuarto de juegos no paraba de pensar en Moby Dick, telas de lino y en un paseo por la playa en un día de niebla. Relajante, ¿no?

PEH 04

Las claves del estilo

En este cuarto de juegos la paleta de color se basa en colores “de adulto”, grises, azules, negro, cobre… y las notas de color la aportan los juguetes y libros. No hay una verdadera temática en el cuarto, aunque los colores y los elementos decorativos le confieren un aura de ambiente marino. Cabe destacar que la selección de juguetes es muy bonita también, predominan los juguetes de madera que se utilizan además como piezas decorativas.

La habitación se divide en dos partes, delimitadas por alfombras en tonos coordinados, pero no iguales. Una parte se destina al juego simbólico, con dos elementos principales: la mesa de trenes y la cocina de juguete. En la otra mitad del espacio, una estantería ivar de ikea “tuneada” sirve para almacenar los juguetes “fuera de rotación” y el sofá cama permite a los adultos compartir el espacio con los niños.

Sobre el sofá se combinan telas de lino, estampados gráficos y cojines infantiles en colores de la misma gama. En la estantería, los cuadros y lámparas se añaden a los puzzles, libros y cajas de juguetes, para añadir profundidad y luz de ambiente.

Lo mejor de este espacio es que puede crecer y evolucionar de forma natural cuando los niños crezcan, sin necesidad de cambiar la decoración.

PEH 04

peh

Recréalo

A continuación te dejo una selección de compras para recrear este magnífico espacio en casa. ¿Te animas?

recrealo

 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16.

fotos

Deja tu comentario

¡Disfruta tu casa!


No se trata de conseguir una casa simplemente bonita (que también).

Se trata de que tu casa respire armonía, que ayude a crecer a tus hijos, a desarrollarte como persona.

NO TE HUNDAS en reformas que no llevan a ningún sitio, en compras innecesarias, en estilos que no te van...

¡Vamos a conseguir la casa de tus sueños!