¿Qué es el interiorismo emocional?

  • 7 marzo, 2018

Las elecciones que hacemos al decidir el aspecto de la casa tienen un efecto en nuestras emociones y percepciones. Más allá de las habituales teorías del color e incluso del feng shui, trabajar con el interiorismo emocional puede cambiarnos la vida, literalmente.

interiorismo emocional

Cuando hablamos de interiorismo, en general, hablamos mucho de los aspectos estéticos: cómo lograr un aspecto específico, qué estilo de decoración debe emular, nuevas tendencias de diseño… Cuando entramos en el “interiorismo Montessori”, empezamos a fijarnos en la forma en la que se usa, en las frustraciones y logros del niño en base a su interacción con el medio… pero eso no es todo! Un área que no siempre se tiene en cuenta es el efecto psicológico del diseño de interiores en el subconsciente.

Damos forma a los edificios, y luego ellos nos dan forma a nosotros.

Winston Churchill

Nuestra relación con el entorno

Somos uno con nuestro medio ambiente, con nuestro hogar. Nuestro entorno modifica nuestras percepciones y sensaciones – eso lo saben muy bien los dueños de los centros comerciales y supermercados – y estas sensaciones modifican nuestro comportamiento.

Aunque no te interese la decoración, aunque creas que el desorden no te afecta, tu casa te influye. Algunas personas son más sensibles e identifican claramente qué les hace sentir bien o mal en un espacio y otras no, pero a todos nos afecta igualmente.

Salimos de la sabana africana hace unos cuantos miles de años y ahora estamos en ciudades, en pisos altos, encerrados entre paredes de hormigón… Y obviamente mucho más seguros frente a enfermedades y animales peligrosos. No nos encontramos en nuestro medio natural, pero tenemos una ventaja: podemos manipularlo con mucha facilidad, para conseguir los objetivos que perseguimos en nuestra vida.

steven holl neuro arquitectura interiorismo emocional

¿Qué conseguimos con el interiorismo emocional?

Pasamos un 87% de nuestro tiempo de media en edificios y un 68% en nuestra casa (una buena parte de este tiempo dormidos, ¡así que el dormitorio es muy importante!) Piensa en qué quieres sentir en tu casa, cuando llegas a ella, en la cocina, en el salón, en el dormitorio. ¿Para qué te gustaría usar los espacios? ¿Quieres ser más productivo? ¿Más creativo? ¿Más comunicativo? El diseño de tu casa puede ayudarte a conseguir tus objetivos.

Si nuestro objetivo es dormir mejor, manipularemos el espacio para ayudar a conciliar el sueño; si nuestro objetivo es ser creativo, manipularemos el espacio para aumentar nuestra creatividad; si nuestro objetivos es calmarnos porque tenemos una jornada estresante, nos centraremos en esa sensación.

El interiorismo emocional es ir un pasito más allá del feng shui, y sumarle el conocimiento moderno sobre psicología del color, ergonomía, neuroarquitectura, programación neurolinguística, método Montessori (y sí, el interiorismo Montessori es aplicable a espacios para adultos también)

Este mes de marzo voy a ir desgranando algunos conceptos del interiorismo emocional, para que puedas aplicarlos ya mismo y consigas lo que quieres de tu casa y de tu vida. ¿Te apuntas?

Deja tu comentario

Subscríbete a mi newsletter

* indicates required