Hola, me llamo Silvia Díaz Hernández y soy arquitecta.

Además tengo dos pasiones: ordenar y estudiar (lo sé, soy un rollo). Así que he estudiado mucho sobre ordenar, organizar, decorar, habitar... El feng shui me abrió los ojos a otra forma de ver nuestras casas pero fue el interiorismo emocional lo que me encendió la bombilla:

Para disfrutar un espacio hay que cubrir las necesidades físicas y, sobre todo, las emocionales

Que no es un invento new age aunque lo parezca,  se lleva aplicando en interiores comerciales desde hace décadas. Con el interiorismo emocional podemos conseguir modificar nuestras sensaciones, y lograr en nuestra casa la sensación exacta que buscamos.

Puede que sientas que no tienes sitio para todo en casa, que los juguetes de los niños te desbordan, que tu casa tiene poca luz, o demasiada, que el salón no es cómodo, que no encuentras un estilo que te guste,que necesitas hacer obras o cambiar de casa... y probablemente puedas resolver tus problemas en un par de sesiones de consultoría. Yo puedo enseñarte a adaptar el espacio a tí, a los tuyos, y estaré encantada de hacerlo porque de verdad, lo que quiero es que seas feliz en tu casa.

Pero bueno, ya paro con el coaching y te cuento un poquito más quién soy yo.

Siempre estoy estudiando algo y de vieja acabaré siendo un google con patas. Soy una yogui muy constante pero muy patosa, además de runner intermitente. Tengo habilidad para los DIY y no puedo vivir sin mi pistola de silicona. Prefiero escuchar la radio a elegir la música, me gustan las pelis de  superhéroes (con moderación) y las de espías (sin moderación ninguna). Vivo en Jerez con un gato un poco gordo, un chico que aguanta mis experimentos culinarios y el bebote más guapo del mundo.

Puede que me encuentres en facebook, pero no paro mucho por ahí. Si conocer un poco más sobre mi filosofía de diseño, pásate por mi instagram, cuelgo videos a diario con consejos sobre interiorismo.

También puedes suscribirte a mi newsletter

¡Te espero!

* indicates required