Tendencias deco parte 2. Cómo incorporar una tendencia sin perder tu estilo

  • 22 marzo, 2018

Seguir las tendencias no es obligatorio, y tampoco denota falta de personalidad. Hoy quiero explicar cómo incorporar las tendencias deco sin que se coman tu estilo personal.

De nuevo, seguir tendencias y tener estilo personal, ¿es compatible? Por supuesto. ¿Y es compatible con practicar el interiorismo emocional? También, porque no va de objetos, sino de cómo esos objetos nos hacen sentir.

Antes de empezar, tenemos que valorar cuando estamos siguiendo una tendencia,si  está bastante establecida o aún es invisible a la mayoría. Esto es importante porque si incorporamos una tendencia “desconocida” tardará más en parecer desfasada pero también veremos como poco a poco la adopta el resto y perderá su originalidad (en cualquier caso no te recomiendo que elijas algo por parecer diferente u original, sino porque resuene contigo y te haga feliz)

Lo segundo es revisar que esa tendencia sea mínimamente compatible con el resto de nuestra casa en su estado actual. Siempre digo a mis clientes que organicen y decoren para su yo real y no su yo imaginario. Si compartes casa con pareja o compañeros, deberás llegar a un compromiso si no hay acuerdo sobre el elemento nuevo.

Y ahora cuatro técnicas para introducir una tendencia (y en general cualquier cambio de estilo) en nuestra deco.

A saco

a saco

Si tenemos que renovar una habitación porque no está cumpliendo con el propósito que teníamos para ella, podemos aprovechar para introducir nuevos elementos en nuestro estilo personal. En lugar de hacer una reforma continuista a la que luego añadimos unos toques, podemos hacer un “all-in” y aportas estas tendencias a nuestra vida. Es perfecto para tendencias “nuevas” y si por las formas o los materiales, choca demasiado con el resto de la casa, la solución es utilizar la misma paleta de color que en resto de la casa, para que esa habitación no resalte de forma evidente.

Sutilmente

sutil

Esta sería la situación contraria. Cuando no tenemos grandes cosas que renovar en nuestra casa pero queremos añadir un toque, podemos utilizar una versión muy reducida de la tendencia. Además de la opción de utilizar elementos decorativos y pequeño mobiliario auxiliar, una forma de “catar” nuevos estilos es aprovechar los espacios pequeños como distribuidores, pasillos e incluso la entrada. Son fáciles de decorar, pequeños y aunque creemos no pasamos tiempo en ellos, los espacios de paso son elementos muy importantes de la casa.

Aprovechando la temporalidad

niños

Las “microtendencias” (flamencos, cactus, lunares, etc…) tienen una parte positiva: son muy baratas, y otra negativa: cansan bastante pronto. En vez de remar contra su naturaleza temporal, podemos abrazarla y utilizarla en estancias que sólo usamos de forma intermitente: terrazas, balcones, patios.

Un caso particular de habitación temporal son los cuartos infantiles, especialmente de niños muy pequeños y bebés. Si tenemos en cuenta que en unos años cambiaremos la decoración, ¿porqué no aprovechar el momento y quitarnos el gusanillo de cosas monas? Obviamente, no todo vale en las habitaciones infantiles y tenemos que tener siempre en mente quién es el usuario real del cuarto y que es lo que favorece. Aquí, aquí y aquí puedes ver algunos ejemplos de diseño de habitaciones infantiles.

Mediante un DIY

De nuevo, una buena forma de incorporar “microtendencias”. Ahorraremos dinero y daremos un uso creativo a nuestro tiempo libre. Depende de tus habilidades podrás hacer más o menos cosas pero hay DIY muy sencillos que ayudan a renovar rinconcitos en cuestión de minutos. También sirve para involucrar a los niños en el cuidado de la casa, pues sentirán más suyo aquello que hayan hecho por sí mismos.

Reflexión

Para terminar, creo firmemente en que cada uno debe encontrar su estilo personal y lo que le hace sentir bien y de la manera que quiere en su casa. Esto no es de ningún modo incompatible conseguir tendencias o seguir modas, de hecho seguir modas o tendencias puede ser parte de tu personalidad a la hora de decorar. Tampoco la necesidad de cambiar la decoración o mover de vez en cuando los muebles te hace débil o consumista, es abono para una mente activaLo importante es, en mi opinión, que no te agobie seguir una tendencia o dejar de seguirla.

Que no te produzca ansiedad introducir un elemento nuevo en tu casa solo por pensar que en unos años te aburrirás, ni quieras vivir a golpe de tendencia por impresionar a otros.

Decora en base a cómo quieres sentirte ahora.

 

Te deseo un feliz día

Fotos de unsplash

Deja tu comentario

¡Disfruta tu casa!


No se trata de conseguir una casa simplemente bonita (que también).

Se trata de que tu casa respire armonía, que ayude a crecer a tus hijos, a desarrollarte como persona.

NO TE HUNDAS en reformas que no llevan a ningún sitio, en compras innecesarias, en estilos que no te van...

¡Vamos a conseguir la casa de tus sueños!