Una zona de estudio perfecta en 8 pasos

  • 28 agosto, 2018

¿Qué ha pasado? Ya es septiembre…¡¡Va a empezar el curso!! Incluso para los que no estudiamos (oficialmente, me refiero) es el momento de empezar nuevos hábitos, aprendizajes, la clase de inglés, escritura creativa… Además, si tienes niños que van a empezar a tener tarea (pobrecitos) o adolescentes que no terminan de pillar el hábito de estudiar, tienes que leer esto… (y abajo tengo una infografía si quieres el resumen)

una zona de estudio perfecta en 8 pasos

Dedicarle una pensadita a la zona de estudio, de tarea o de trabajo es una de las tareas más productivas que puedes hacer ahora que empieza el curso. Los niños (o tú misma) van a pasar muchas, muchas horas allí a lo largo del año, haciendo una tarea que no siempre apetece. Por eso, puedes ayudarte de la neuroarquitectura y el interiorismo emocional para conseguir que estudiar sea más fácil.

Estos son mis 8 consejos, basados en la neuroarquitectura y el interiorismo emocional, para una zona de estudio que ayuda a aprender:

Siempre el mismo sitio

Improvisando a diario, no hacemos ná. Primero porque es un trajín de cosas y siempre se olvida algo. Y segundo porque a  nuestro cerebro le gustan las costumbres. Ir siempre al mismo sitio a hacer la misma cosa hace que las neuronas se pongan contentas y entren en modo trabajo.

Que sea tranquilo

Sin gente pasando por detrás (el “a ver que haces” es de las cosas que más distrae del mundo), el bebé gateador olímpico lo más lejos posible y, por supuesto, sin tele. Las personas moviéndose desconcentran mucho, especialmente si entran y salen de tu campo visual. Somos seres sociales, para lo bueno y para lo malo.

El tamaño de la mesa importa

Que quepa una cartulina va a evitar cambiar de sitio cada vez que haya que hacer algún trabajo de Cono (por poner un ejemplo) y para los más grandecitos (incluida tú si eres estudiante) que quepa a la vez un portátil, un libro y un cuaderno.

Y que la mesa esté limpia, también

Porque si en nuestra mesa cabe de todo pero está llena de tiestos nos sirve de poco. Te lo dice una ex-reina de los lapiceros, cajitas y demás parafernalia. La papelería es preciosa, pero en la estantería. Palabra de Konmari.

Hace falta buen aire

Bueno, se dice siempre pero es que es un básico. La habitación donde se estudia, se hace tarea, se trabaja, tiene que estar bien ventilada y oler bien. El olfato es el sentido que más matices reconoce así que, con el olor apropiado, ¡podemos conseguir la zona de estudio más eficaz del mundo! (Lo prometo, hay empresas que se dedican a eso)

Y mejor luz

Para no dejarse la vista al leer y escribir hace falta bastante más luz de lo que pensamos. Lo ideal es estar cerca de una ventana, que no nos de la luz de frente, ni de espaldas, ni nos demos sombra al escribir ni bla, bla, bla…. Las condiciones ideales de luz no existen. Es mejor encender la lámpara del escritorio siempre, incluso de día con luz natural, que sigue siendo muy importante, ojo. Y si es de noche, encender otra luz de ambiente en la habitación para evitar el contraste.

Ni en silencio ni ruidoso

Aquí empezamos a depender de muchos factores: los ruidos de dentro de la casa, los que vienen de fuera, la música del vecino…. Pero si podemos controlar un poco esto, lo ideal (especialmente para los que empiezan a hacer deberes y no tienen costumbres adquiridas) es acostumbrarse a estudiar con ruido ambiental mejor que en silencio absoluto. Aprendiendo mindfulness desde pequeñitos.

Ergonómico

No significa que tengas que comprar una silla de esas horribles que parecen ortopédicas (atentado decoratil), hay sillas de tipo oficina bonitas también. Que la altura de la mesa y/o de la silla sean regulables es importante, sobre todo para los más pequeños, si no quieres comprar silla y mesa nueva cada dos años, ¡cómo crecen los colegas! Si es para tí o para un chico o chica mayor puedes darte un gustazo “pinterest” y elegir una silla de altura fija, que sea ergonómica y buena para la espalda, eso sí. Y estudiar en la cama noooo!!!

Cuéntame, ¿cómo es para tí el espacio de estudio ideal?

Un besito ❤, Ciao!Firma silvia diaz hernandez interiorismo para crecer fondo transparente

Una zona de estudio perfecta en 8 pasos

infografia zona de estudio perfecta en 8 pasos

Deja tu comentario

¡Disfruta tu casa!


No se trata de conseguir una casa simplemente bonita (que también).

Se trata de que tu casa respire armonía, que ayude a crecer a tus hijos, a desarrollarte como persona.

NO TE HUNDAS en reformas que no llevan a ningún sitio, en compras innecesarias, en estilos que no te van...

¡Vamos a conseguir la casa de tus sueños!